Operación Bikini: Ejercicios vientre plano

Jesus L. Rodriguez

Operación Bikini: Ejercicios vientre plano. Con estos sencillos ejercicios, que puedes realizar en tu casa diariamente, puedes tonificar tus músculos y conseguir un vientre plano, para lucir un cuerpo 10 este verano. Dedica al menos 30-45 minutos todos los días.

Recuerda que para conseguirlo, debes de acompañar tus ejercicios de dieta sana, pobre en grasas y rica en vitaminas, minerales, que aportan las frutas y vegetales y cereales integrales; olvida la comida chatarra, los dulces, los fritos y los alimentos precocinados y opta por una dieta sana, verás como en poco tiempo, podrás liberarte de esos kilos de más.

Tu plan de entrenamiento debe ser el siguiente:
– Tres días a la semana (como mínimo) hacer ejercicio aeróbico entre 40 minutos y 1 hora: caminar, natación, tenis, bailar…
– Tres o cuatro días a la semana (como mínimo) hacerabdominales.
– Todos los días caminarsubir escaleras y moverte todo lo que puedas.

Antes de hacer abdominales ten en cuenta lo siguiente:
– No dobles la cabeza al hacer abdominales o acabarás desnucada, apunta con la barbilla al techo y contrae la tripa.
– ¿Todos los días? No hace falta, los abdominales son como cualquier otro grupo muscular: deben entrenarse unos días y descansar otros.
– ¿Quién te ha dicho que hay que hacer muchas repeticiones? Acabarás trabajando el cuello y no los abdominales. Con 20 repeticiones de cada ejercicio es suficiente.
– Haz siempre los abdominales con los pies y la zona lumbar apoyados (eso te obliga a meter tripa).
– No te olvides de respirar: echa el aire cuando subas o aprietes. Sólo así trabajarás la porción transversa. Además, empleando la respiración y apretando culo y tripa a la vez la efectividad del ejercicio aumenta espectacularmente.
– Olvídate de los abdominales “tipo V”, de tumbarte y levantarte del todo, o de los que impliquen movimientos bruscos.

Combina abdominales

La mejor combinación es hacer abdominales inferiores, oblicuos y superiores, y por este orden. Haz los siguientes:
– Inferiores: túmbate boca arriba, apoya las manos en la colchoneta, cruza las piernas y llévalas al pecho a la vez que aprietas la tripa y aguantas un par de segundos la postura. También puedes hacerlo estirando las piernas y apuntando con los talones al techo.
– Oblicuos: apoya una pierna en la otra y apoya en el suelo el mismo brazo. Coloca la otra mano al lado de la cabeza y levántate hacia un lado como si quisieras mirar la hora en la mano que tienes en el suelo. Gira todo el cuerpo sin cerrar el codo y con la barbilla hacia arriba. Hazlo al otro lado.
– Superiores: con los pies y la zona lumbar bien apoyadas y las manos a los lados de la cabeza, sube al centro mirando hacia arriba.
Haz de 15 a 20 repeticiones de cada tipo de ejercicio de forma seguida, descansa unos minutos y vuelve a repetir la serie 1 0 2 veces. Hazlo tres días a la semana.

Controla tu dieta

Si te sobran unos kilitos, que justamente están localizados en tu tripa, debes seguir una dieta hipocalórica, o sea, baja en grasas, y empezar a moverte para quemar calorías.

Si tienes celulitis y tendencia a retener líquidos, restringe el consumo de sal; potencia el consumo de verduras, hortalizas y frutas; y evita los alimentos ricos en grasas y azúcares (dulces en general y alimentos muy grasos, como la mantequilla, margarina, carnes grasas, embutidos…).

Evita la hinchazón

Si tienes problemas de hinchazón, haces mal las digestiones o sufres de estreñimiento, te costará más tener la tripa lisa. Para tener un vientre plano evita los alimentos que favorecen la hinchazón y las flatulencias, como las verduras crudas, la col, la coliflor, las legumbres, las bebidas gaseosas o el chicle. Aumenta el consumo de fibra para facilitar la digestión. Los ejercicios abdominales son espectaculares para mejorar el tránsito intestinal y bajar volumen.
Los nervios, el estrés y el sedentarismo, o sea, lo normal, en una jornada laboral, contribuyen a llenar tu estómago de gases, a hacer tus digestiones pesadas y ayudan a las grasas a instalarse. La regla nº 1 es comer tranquila y sentada.

Apunta también estos consejos para evitar la hinchazón abdominal

– Evita beber durante la comida, especialmente bebidas con gas. Bebe después de comer y durante todo el día para «hidratar» tu bolo alimenticio y activar el tránsito intestinal.
– Come despacio, con tranquilidad y masticando bien los alimentos.
– Evita los platos con salsas y demasiado grasos: las comidas demasiado fuertes ralentizan la digestión y favorecen la fermentación de los alimentos.
– Toma fibra (al menos 30 gramos diarios): si no tienes costumbre, aumenta progresivamente tu dosis diaria añadiendo una cucharada de salvado o sustituyendo el pan blanco por integral.
– Evita masticar chicle: te hace tragar aire.

Articulos Relacionados

1 comentario en «Operación Bikini: Ejercicios vientre plano»

Deja un comentario