Terapia de inversión para el dolor de espalda

Jesus L. Rodriguez

La terapia de inversión para el dolor de espalda.jpg

El dolor de espaldas es una molestia que aqueja a muchas personas debido quizás al estilo de vida sedentario: poco movimiento, muchas horas sentados en trabajos frente al computador, y demás.

En OtraMedicina hemos compartido información sobre diferentes tratamientos naturales para el dolor de espalda así como los beneficios de ciertas disciplinas como el yoga para el alivio del dolor.

Hoy hablaremos de la terapia de inversión para el dolor de espalda: otro enfoque de medicina alternativa.

¿De qué se trata la terapia de inversión?

La terapia de inversión es un tipo de terapia física en la cual se coloca a la persona boca abajo y en diferentes ángulos (inversión total o parcial) recostada en una camilla que se inclina y da vuelta, siendo sostenida la persona por refuerzos de seguridad. Este procedimiento ha de ser guiado por un profesional entrenado si la persona necesita ayuda para manejar su cuerpo en caso de dolor, aunque existe la posibilidad de comprar una camilla de inversión para tener en tu casa.

En un comienzo la inclinación será de entre 25 y 30 grados. A medida que se etá cómodo se podrá ir avanzando hacia los 60 grados de inclinación. La mayoría de las personas no pasa de esa línea, pero hay quienes busca la inversión de 90 grados, aunque no es necesario. Una inversión de 25 grados por solo unos minutos por día ya hará aumentar el drenaje linfático y relajará los músculos, además de ejercitar músculos de sostén sin agregar presión a la columna.

La terapia de inversión para el dolor de espalda 5.jpgLa terapia de inversión para el dolor de espalda 6.jpgLa terapia de inversión para el dolor de espalda 7.jpgLa terapia de inversión para el dolor de espalda 8.jpg

¿Cuáles son los beneficios de la terapia de inversión?

En esta terapia la persona es colocada boca abajo para liberar tensión de los nervios de la columna, ligamentos y discos vertebrales, reduciendo así el dolor de espalda. Los resultados comienzan siendo inmediatos.

En caso de dolor extremo de espalda donde el paciente está impedido de hacer sus actividades diarias normalmente, a lo largo de 8 sesiones la persona estará totalmente recuperada para trabajar y hacer sus actividades. Muchas personas que programan operaciones de espalda para tratar el dolor cancelan la operación luego de hacer terapia de inversión.

La terapia de inversión no solo reduce el dolor de espalda sino que también ayuda en casos de escoliosis, dolor de cuello, fibromalgia, hernia de disco, ciática, artritis de la columna y otras dolencias vertebrales. También disminuye migrañas de origen cervical.

¿Es la terapia de inversión apta para todos?

Hay pacientes que deben consultar antes de hacer terapia de inversión: aquellos que sufren de osteoporosis, conjuntivitis, otitis, presión alta y problemas de circulación sanguínea. Quienes hayan atravesado operaciones de caderas y/o rodilla también deben consultar con su médico. El mismo consejo aplica para mujeres embarazadas y personas que han sufrido daño en la columna o apoplejías.

¡Pruébala!

Articulos Relacionados

Deja un comentario