Alimentos para regular la tiroides y prevenir enfermedades

Jesus L. Rodriguez

Alimentos para regular la tiroides y prevenir enfermedades

La tiroides es una glándula trascendental para el organismo, se encuentra ubicada en la parte delantera del cuello y tiene forma muy parecida a la de una mariposa. Esta glándula es la encargada de secretar hormonas que regulan el funcionamiento del cuerpo humano, además de controlar el descanso, peso, metabolismo de los alimentos y la energía. Por eso es muy importante que funcione bien, y gracias a algunos alimentos para regular la tiroides se puede garantizar esto, previniendo enfermedades como hipertiroidismo, hipotiroidismo y cáncer de tiroides entre otras.

Es posible mantener una buena alimentación para una tiroides saludable, añadiendo ciertos alimentos que gracias a sus propiedades regulan y mejoran su funcionamiento. Ya que cuando la tiroides se ve afectada sus funciones se alteran, produciendo en algunos casos pérdida de cabello, diarrea, estreñimiento, incremento del colesterol, alteraciones de peso, incremento del colesterol, hipersensibilidad al frío y fatiga entre otras cosas.

Alimentos para regular la tiroides propiedades

El chocolate negro es uno de los alimentos para regular la tiroides, porque además de contener zinc ayuda a mejorar su funcionamiento, donde otras opciones saludables son las ostras, maní y cordero. Las nueces del Brasil también se pueden añadir a la alimentación por su contenido de selenio el que es favorecedor para la tiroides, donde lo recomendable es comer tres nueces del Brasil al día; aunque otras opciones que las pueden reemplazar son el té negro, huevos o frutas.

Es importante destacar que la función tiroidea puede ser afectada por la falta de hierro, por eso al consumir alimentos ricos en este nutriente se puede mejorar su función, un ejemplo de estos alimentos son los cereales integrales. Aunque otras opciones son los frutos secos, yemas de huevo y pescados.

Por otro lado, el gluten puede producir anticuerpos en la tiroides, por eso en el caso de ser necesario se deben evitar los alimentos ricos en gluten como; quesos fundidos, frutos fritos con harina y sal, golosinas, sucedáneos de chocolate, café y cacao. Pero así como se debe evitar el consumo de estos alimentos, existen otros que si son recomendables comer son las legumbres, ya que mejoran el funcionamiento de la tiroides por su contenido de cobre el que mantiene el equilibrio hormonal y controla el colesterol; donde otros alimentos ricos en este nutriente son los frutos rojos y carnes de cortes magros.

Una de las principales causas del hipotiroidismo o problemas en la tiroides son los bajos niveles de yodo, por eso comer alimentos para regular la tiroides ricos en yodo son una gran alternativa para mantener esta glándula saludable; para esto se pueden añadir a l dieta alimentos como el salmón, champiñones, atún, almejas y huevos, además de preferir la sal que es fortalecida con yodo y no la sal común.

Consejos para mantener una tiroides saludable

Realizar cambios de vida incluyendo alimentos para regular la tiroides, es una alternativa simple de cuidar la salud de esta glándula y prevenir enfermedades, y para esto es bueno evitar el consumo de alimentos procesados y refinados; como las pastas, pan blanco, galletas, azúcar, comida rápida, helados y alimentos pre envasados porque son dañinos para la tiroides.

Hacer ejercicios aeróbicos también es recomendable ya que una actividad aeróbica intensa produce mayores niveles de hormonas tiroides en circulación, lo que se debe realizar por periodos diarios de 30 minutos. Añadir a la rutina ejercicios como trotar, bailar, correr y montar bicicleta son algunos ejemplos de estos ejercicios.

Otros tips que ayuda mucho a cuidar la tiroides es tomar té, las infusiones de bálsamo de limón y de té verde son ricas en antioxidantes, lo que ayuda a calmar la hiperactividad de la tiroides. También es recomendable dormir bien, ya que el cansancio e insomnio debilita la glándula tiroidea porque debido a una carga de trabajo, se va quemando las reservas de energía, gastando mucho más yodo, lo que es perjudicial para la tiroides.

Por último, a pesar de que el consumo de soya es nutritivo se debe tener cuidado con su consumo excesivo ya que los fitoestrógenos contenidos en la soya ayudan a reducir el colesterol, pero interfieren con el normal funcionamiento de la glándula tiroidea, esto tras evitar la fijación del yodo en el organismo, por lo que se debe tener cuidado con su consumo.

Articulos Relacionados

Deja un comentario