Que debo comer para no subir de peso en el embarazo

Jesus L. Rodriguez

Que debo comer para no subir de peso en el embarazo

Las embarazadas deben incrementar las proteínas que consumen, minerales como el hierro, tomar ciertas vitaminas y ácido fólico, además de comer algunas calorías extras para tener energía durante el día. Pero es importante comer bien para no subir de peso en el embarazo, logrando un peso saludable que garantice la buena salud del bebé y la madre. Muchas mujeres piensan que por comer más su bebe nacerá más sano, pero esto es solo un mito, la clave está en alimentarse sanamente y restringir el consumo de alimentos que no aportan nada bueno al cuerpo, como la comida chatarra, la que tiene pocas vitaminas y <minerales, aportando muchas calorías innecesarias al organismo.

La mayoría de las mujeres que tienen un peso adecuado al comienzo de su embarazo, no necesitan calorías extras durante el primer trimestre; luego en el segundo trimestre se deben añadir 300 calorías adicionales por día y 450 calorías adicionales por día para el tercer trimestre.

No subir de peso en el embarazo y cuidar la salud del bebé

Aunque no subir de peso en el embarazo es imposible, porque durante la primera mitad del embarazo la mujer puede subir entre 4 a 5 kilos y puede subir hasta 12 kilos hacia finales del embarazo; una alimentación sana y equilibrada ayudará a que el peso aumentado luego se pueda perder con facilidad después del parto. La clave está en engordar lo suficiente y lo necesario, desechando el mito que se debe comer por dos durante el embarazo.

Lo ideal es aumentar el consumo de agua y reducir el consumo de café y té, además de productos azucarados o dulces que tienen grasas invisibles. En cuanto a los productos lácteos estos deberían consumirse tres veces al día y no más que esto, considerando que el desayuno es muy importante y no se debe omitir, ya que es el encargado de hacer funcionar el metabolismo, controlar el hambre y dotar de energía al cuerpo para enfrentar un nuevo día.

Para no subir de peso en el embarazo de forma excesiva, se debe comer entre 4 a 5 comidas diarias, comenzando con el desayuno, refrigerio a las 11 de la mañana, almuerzo, merienda y cena. Es importante respetar estas comidas y no comer entre medio de ellas, esto solo aumenta el peso y la cantidad de calorías consumidas durante el día, las que no son necesarias. Entre los alimentos recomendados se encuentra el pan, legumbres, patatas y cereales integrales, además de frutas y verduras frescas, pudiendo beber jugo de frutas sin azúcar al desayuno o merienda.

Para mantener un buen peso durante el embarazo, la alimentación equilibrada es clave, por ningún motivo se deben seguir dietas para adelgazar durante el embarazo, ya que esto no ayudará en el desarrollo del bebé y perjudicará la salud de la madre. Ya que la mayoría de estas dietas no contienen hierro, vitaminas, minerales ni ácido fólico.

Consejos para mantener un buen peso durante el embarazo

Aunque muchas mujeres quieren saber cómo no subir de peso en el embarazo, su búsqueda debe enfocarse en la ganancia de peso gradual, la que luego puede ser pérdida fácilmente después de dar a luz. Quienes comenzaron con un peso adecuado el embarazo deben intentar subir entre 11 a 16 kilos durante el embarazo, pero si quienes comenzaron su embarazo tenían una baja de peso, deben aumentar entre 13 a 18 kilos.

En el caso de tener sobrepeso al momento de embarazarse lo recomendable es subir entre 7 a 11 kilos durante el embarazo, y quienes tenían una obesidad subir solo 7 kilos en total. La forma en que se sube de peso es muy importante, por eso lo recomendable es hacerlo de forma gradual y para conseguir esto se debe tener la guía del médico tratante.

Pero siempre lo ideal es comer de forma ligera y frecuente, quienes sufren de acidez o indigestión pueden comer entre 5 a 6 comidas ligeras en lugar de 3 grandes comidas; recordando que lo importante es no saltarse ninguna comida, porque él bebe necesita alimentarse. Quienes tienen deseos de comer algo dulce lo pueden hacer de vez en cuando, un pedazo de pastel de chocolate o algunas galletas pueden ser parte de la dieta pero ocasionalmente, no son alimentos que deben ser parte de la alimentación diaria ya que contienen grandes cantidades de azúcar.

Articulos Relacionados