Calmar la acidez durante el embarazo

Jesus L. Rodriguez

Calmar el acidez durante el embarazo

Más de la mitad de las mujeres durante el embarazo deben soportar el tema del acidez estomacal. Esta molestia se debe a que las hormonas que están circulando a través del cuerpo generan síntomas de ardor en el estómago y las famosas nauseas. Además se sufre de un horrible sabor en la boca y una sensación de que algo sube por la garganta, generando esa sensación de querer vomitar cada 5 minutos. Sin dudas el poder calmar el acidez durante el embarazo es algo necesario para que la experiencia de transformarse en madre no genere malos recuerdos en la previa.

Calmar la acidez durante el embarazo

El beber vinagre de sidra de manzana del tipo orgánico: El beber sorbos de manera regular de este líquido, mientras que puede tener un sabor algo horrible más cuando se está embarazada, es extremadamente saludable para controlar el ardor estomacal. El vinagre de sidra de manzana, gracias a los ácidos que le componen, hace que nuestro estomago deje de producir más acido que genera el malestar. Básicamente el vinagre de sidra de manzana al ser bebido en pequeños sorbos durante el embarazo, hace que nuestro cuerpo aniquile el exceso de ácido en nuestro estómago, además de equilibrar el pH.

El comer almendras: Si el sabor de la sidra de manzana no es soportado en esta etapa en la vida de una mujer, no hay problemas, las almendras sin duda tiene un sabor más agradable como un remedio para curar el acidez. Dicen que todo el mundo ama las almendras, tal vez no es así, pero el tema es que consumirlas crudas ayuda a combatir la acidez estomacal, ya sea en el embarazo, así como en la vida cotidiana. Solo se deberá coger un puñado de almendras crudas, que no deben incluir sal, comer y se debe esperar a que se genere el alivio. Aunque toma un poco de tiempo, gracias al alto contenido de aceite natural en las almendras, ayuda a neutraliza el ácido del estómago, además, es un efectivo remedio casero para controlar las náuseas en el embarazo.

Té de manzanilla: El té de manzanilla como un remedio casero para combatir la acidez estomacal es mucho mejor cuando se utiliza antes de irnos a dormir, porque no sólo nos tranquiliza mentalmente, también nos ayuda a reducir la inflamación en el estómago de manera más eficiente cuando el cuerpo está en reposo. El té de manzanilla es conocido por inducir a la relajación, debido a eso se recomienda para quienes sufren de estrés o cuando no se puede dormir. Mientras que en la vida cotidiana siempre se ha recomendado endulzar un poco el té con miel, en la etapa del embarazo se debe tener precaución, debido a que la miel combinada con agua caliente, puede ser algo toxica para él bebe aun en gestación. Considerando este detalle, si se endulza un té con miel, será mejor que se enfrié la mezcla, o mejor aún, evitar esta combinación.

Papaya: La papaya es un remedio casero muy conocido para curar el acidez estomacal durante el embarazo. Con este fruta, tenemos dos cosas que podemos realizar, ya sea consumirla cruda antes de cada comida o después de cada comida como una especie de postre. Sin embargo, cuando se consume esta fruta antes que cualquier otro alimento (En ayuno) es mucho más efectivo durante el embarazo. Debemos conocer que las frutas demoran cerca de 10 a 20 minutos en recorrer nuestro tracto digestivo, por lo que cuando se consumen frutas tras una comida, nuestro organismo no absorbe todas las vitaminas en la fruta. Esto se debe a que el tracto intestinal se encontrara bloqueado de cierta manera por otros alimentos.

La mostaza: Este es un remedio muy efectivo, pero aun así es relativamente desconocido para muchos. La mostaza en general es un gran remedio casero para la acidez estomacal, incluso durante el embarazo. La mostaza cuenta con una gran cantidad de minerales y algunos contenidos ácidos, gracias a que cuenta con vinagre en su composición.

Beber agua: Para el final lo más obvio para calmar la acidez en el embarazo. La acidez a veces, sobre todo en el embarazo, puede ser un signo de deshidratación. Así que el beber agua puede acabar esta deshidratación, así como los síntomas de acidez e incluso las náuseas.

Articulos Relacionados

Deja un comentario