Remedios caseros para la artrosis de rodilla

Jesus L. Rodriguez

Remedios caseros para la artrosis de rodilla

La rodilla es una de las articulaciones del esqueleto humano donde se desarrolla artrosis con más frecuencia, esto porque la rodilla es una articulación de carga, debiendo soportar el peso del cuerpo y de todos los objetos que se transportan cuando se está de pie, se camina, corre, se sube o baja escaleras. Cuando se desarrolla artrosis de rodilla, esto generalmente se debe al envejecimiento de los cartílagos y al paso de los años, enfermedad que es tratada en casa por medio del descanso, hielo, comprensión y elevación; pero también existen otros remedios caseros que pueden disminuir sus síntomas.

Los principales síntomas de esta enfermedad que afecta a la rodilla son dolor, dificultad para caminar, rigidez y una sensación de chasquido. El dolor de rodilla se hace más fuerte cuando se suben y bajan escaleras, cuando se camina por un terreno irregular o cuando el paciente se pone en cuclillas.

Artrosis de rodilla y remedios caseros

Col; este es un popular remedio casero para la artrosis de rodilla que alivia el dolor intenso, para esto se debe calentar una hoja de col, planchándola y luego colocarla sobre la zona afectada cuando se siente dolor intenso.

Cola de caballo; se debe preparar una infusión de cola de caballo, para esto se toma un manojo de esta planta y se coloca en una taza de agua hirviendo, para beber cada día una taza de esta infusión.

Ortiga y ajo; se deben hervir 3 cucharadas de ortiga verde en media taza de agua a fuego lento por 3 minutos y se quita del fuego para dejar reposar la infusión por 3 horas más. Se cola y se agrega un diente de ajo picado y una cucharadita de jugo de limón, debiendo beber medio vaso de esta infusión cada día en ayunas.

Aceites esenciales; se deben mezclar 5 gotas de aceite esencial de orégano con una cucharada de aceite de almendras, se aplica esta mezcla sobre la zona adolorida y se comienzan a realizar masajes circulares, repitiendo este paso 2 o 3 veces en el día.

Abedul; esta planta cuenta con propiedades anti inflamatorias y además diuréticas, las que son muy beneficiosas para tratar la artrosis de rodilla, se debe preparar una infusión con una cucharada de hojas secas de abedul en un vaso de agua caliente, se debe tomar un vaso de esta infusión 2 o 3 veces al día, ya que esta planta ayuda a desinflamar la zona afectada y a eliminar los líquidos que se encuentran acumulados en ella.

Cúrcuma; al agregar una o dos cucharaditas de cúrcuma en polvo a las comidas, se puede desinflamar la zona y calmar el dolor.

Jengibre; se debe colocar una raíz seca de jengibre en una taza de agua caliente, tomando dos tazas de este remedio al día, ayudando a disminuir el dolor y desinflamar las articulaciones afectadas. Pero también se puede utilizar externamente, realizando compresas para colocarlas en las zonas afectadas o realizando masajes con el aceite de jengibre, el que además se puede mezclar con aceite de almendras.

Consejos para pacientes con artrosis de rodilla

Sin duda que la artrosis de rodilla es una de las enfermedades más frecuentes entre la población, donde se produce un desgaste del cartílago articular, pero además los tratamientos caseros que se pueden seguir; se pueden seguir algunas recomendaciones para aliviar sus síntomas. Como mantener un peso corporal correcto, ya que la obesidad es una de las causas más frecuentes de esta enfermedad, haciendo que progrese de forma más rápida; no siendo necesario seguir una alimentación estricta, solo bastará con seguir una dieta baja en calorías.

Aplicar calor también es beneficioso para pacientes con artrosis, pudiendo aplicar una bolsa con agua caliente en la zona afectada, aliviando el dolor y relajando la musculatura. Pero en el caso que la artrosis presente un brote inflamatorio mayor, es necesario aplicar frío local, a través de baños fríos o bolsas de hielo. En cuanto a los hábitos posturales, es recomendable dormir en una cama plana y evitar sentarse en sillones muy hundidos, usando siempre sillas con respaldo recto y procurando que las rodillas y caderas mantengan siempre una posición natural.

El ejercicio siempre es recomendable en pacientes con artrosis, ya que protege la articulación y aumenta la fuerza de los músculos; lo ideal es caminar, andar en bicicleta o practicar natación, siendo ejercicios que se pueden realizar 3 veces a la semana.

Articulos Relacionados

Deja un comentario