Remedios naturales para los ataques de gota

Jesus L. Rodriguez

La gota es una condición que afecta a millones de personas en el mundo. Por lo general es más frecuente en los países desarrollados y se presenta más en hombres que en mujeres.Un ataque de gota se produce cuando hay mucho acido úrico acumulado en las articulaciones (por lo general en los pies).El acido úrico es un subproducto de los procesos metabólicos en los que se digieren los alimentos. Por lo general no representa problema, el cuerpo humano se encuentra capacitado para eliminarlo.Pero en ocasiones, el cuerpo no se puede deshacer del acido úrico lo suficientemente rápido.

Esto puede deberse a dos causas fundamentales: El cuerpo ha producido un exceso de acido debido al régimen alimenticio de la persona, o, el cuerpo tiene problemas con algún órgano, lo que le impide funcionar apropiadamente.Hay factores que aumentan la posibilidad de sufrir de este problema de gota (acido úrico elevado). Por ejemplo, tener sobrepeso, predisposición genética (si alguno de tus padres lo padece), y el consumo excesivo de alimentos y alcohol.Los síntomasLos síntomas iniciales pueden ser una sensación de calor en la parte afectada, hinchazón, y al paso de las horas una sensación de dolor, la cual llega a ser tan intensa que tan solo el peso de una sabana ligera sobre la parte con el problema lo incrementa.

Los síntomas del ataque de gota tienden a desaparecer por si solos después de una semana. Sin embargo, para evitar que regresen, debes de consultar con un especialista sobre un cambio en tu estilo de vida/régimen alimenticio.

Remedios naturales de urgenciaEn una cubeta con agua tibia/caliente, disuelve unos 100 gramos (o el contenido de un sobre de mediano tamaño) de bicarbonato de sodio. Agítalo bien, para que todo se disuelva. Acto seguido, sumerge el pie afectado y aguanta lo mas que puedas.Por supuesto que la temperatura del agua no debe de ser tan elevada como para quemarte!Debido a que el bicarbonato es una base, tiende a contrarrestar y neutralizar al acido úrico y sus efectos. Para que lo haga, sin embargo, debes de tener el pie el suficiente tiempo adentro (una hora, quizás).Por último, si los ataques son frecuentes, entonces el especialista debería indicarte análisis para revisar el funcionamiento de tus riñones.

Remedio para la gota #1: Extraer, por separado, el jugo de 4 zanahorias, 1 mango, 30 gramos de fresas, 1 rodaja de piña, 1 limón y un pepino pequeño y mezclarlo.  Se debe beber de inmediato preferiblemente por la mañana y en la tarde hasta que las molestias se retiren.

Remedio para la gota #2: Mezclar en un litro de agua fría 30 gramos de arándano rojo, calentar y mantener en ebullición por 3 minutos. Dejar reposar otros 10 minutos, colar el líquido y tomar 3 vasos al día.  El arándano rojo colabora en la eliminación del ácido úrico.

Remedio para la gota #3: Mezclar una cucharada de aceite de soja y tres gotas de aceite de romero y aplicar suavemente sobre la zona dolorosa.

Remedio para la gota #4: Comer, todas las mañanas, en ayunas, cuatro fresas.

Remedio para la gota #5: Beber tres veces al día el jugo de un tomate bien maduro el cual facilita la eliminación del ácido úrico sobrante.

Remedio para la gota #6: Poner un emplasto de bicarbonato en el área afectada, ya queposee efectos antiinflamatorios.

Remedio para la gota #7: Machacar dos dientes de ajos y luego mezclar con una cucharada de vinagre y otra de salvado de trigo.  Realizar una cataplasma que deberá colocarse en el área afectada.

Remedio para la gota #8: Aplicar un algodón empapado en aceite esencial de saúco sobrela parte del cuerpo afectada (remedio de aromaterapia).

Existen algunas recomendaciones para cuando una persona tiene un ataque de gota y que detallamos a continuación:

Evitar estar de pie cuando se tiene un ataque de gota, ya que cualquier presión que se ponga sobre la articulación aumentará el dolor y posiblemente va a dañar más el área. Lo más recomendable es elevar la articulación para disminuir la inflamación.

Evitar la movilización de la articulación, ya que entre más se mueva, se sentirá más dolor. Para ello se debe mantener el afectado acostado sin moverse o al hacer una tablilla para la articulación.

No colocar hielo o paños calientes sobre el área, ya que el frío puede formar más cristales y el calor irritar el sector afectado.

Usar zapatos cómodos, ya que un zapato apretado puede empeorar el problema.

 

Existen consejos para prevenir los ataques de gota principalmente en aquellas personas que tienen tendencia a sufrirlos

Consumir con frecuencia sandía, plátano (banano)  o perejil, ya que estos alimentos facilitan la eliminación del ácido úrico. En el caso específico de la sandía, ésta elimina oxalatos. Con relación al plátano, al contener litio disuelve las purinas que propician la aparición de la gota.

Ingerir alimentos ricos en hidratos de carbono complejos (pastas, arroz), ya que éstos favorecen la eliminación de ácido úrico a través de la orina.

Mantener el peso conveniente.  Debido que la obesidad es un factor causante de gota se recomiendan rebajar hasta lograr un peso saludable mediante una dieta de proteínas en moderación y baja en grasas.  Sin embargo, debe ser una reducción gradual, ya que la pérdida brusca de peso puede, también, favorecer el aumento de ácido úrico en sangre.

Evitar el alcohol especialmente el vino, la cerveza corriente, y la cerveza inglesa, ya que pueden provocar un ataque de gota.  El alcohol es un problema porque causa retención de urato.

Articulos Relacionados

Deja un comentario