Cómo elegir la mejor hora para hacer ejercicio

Jesus L. Rodriguez

Cómo elegir la mejor hora para hacer ejercicio

Seleccionar la mejor hora para hacer ejercicio es crucial para alcanzar tus metas de bienestar y rendimiento físico. Al decidir cuándo ejercitarte, es vital considerar tus preferencias personales y tu estado de ánimo a lo largo del día. Mientras algunos prefieren la mañana para iniciar con energía, otros encuentran su momento ideal por la tarde o noche. También es importante tomar en cuenta tu horario diario y compromisos para establecer una rutina de ejercicio constante. Al sintonizar con tu cuerpo y elegir un horario que te motive y energice, lograrás resultados óptimos. Encuentra el momento perfecto que se ajuste a tu estilo de vida y te permita disfrutar plenamente de tu entrenamiento.

Ejercicio por la mañana :

Hacer ejercicio por la mañana ofrece una serie de ventajas que pueden tener un impacto positivo en tu salud y bienestar general. Aquí tienes algunas de las principales ventajas:

Aumenta tu Energía:

Hacer ejercicio por la mañana es como encender un interruptor de energía. Cuando te mueves temprano, estimulas tu cuerpo y mente, aumentando tus niveles de energía y preparándote para enfrentar el día con vigor y vitalidad.

Mejora tu Estado de Ánimo:

El ejercicio matutino es un potente antídoto contra el estrés y la tristeza. Al liberar endorfinas, las llamadas «hormonas de la felicidad», te sentirás más feliz, relajado y listo para afrontar cualquier desafío que se te presente.

Establece una Rutina Saludable:

Incorporar el ejercicio a tu rutina matutina puede ayudarte a establecer hábitos saludables que perduren a lo largo del tiempo. Al hacer del ejercicio una prioridad en tu agenda diaria, estás construyendo un camino hacia un estilo de vida más activo y equilibrado.

Quema más Grasa:

Cuando haces ejercicio en ayunas por la mañana, tu cuerpo quema más grasa como fuente de energía. Esto puede ser especialmente beneficioso si estás tratando de perder peso o mantener tu figura.

Incrementa tu Enfoque y Productividad:

El ejercicio temprano ayuda a mejorar tu concentración y enfoque durante el día. Al despertar tu cuerpo y mente, estarás más alerta y preparado para abordar las tareas que tienes por delante con claridad y determinación.

Menos Interrupciones:

Por la mañana, es menos probable que te interrumpan con compromisos laborales, sociales o familiares. Esto significa que tienes más tiempo para dedicarte a tu entrenamiento sin distracciones ni interrupciones inesperadas.

Acelera tu Metabolismo:

El ejercicio matutino estimula tu metabolismo, lo que significa que tu cuerpo quema más calorías durante el día. Esto puede ayudarte a mantener un peso saludable y a mantener tu cuerpo en buena forma.

Mejora tu Calidad de Sueño:

Hacer ejercicio por la mañana puede ayudarte a regular tu ciclo de sueño. El aumento de la actividad física durante el día y el descanso adecuado por la noche pueden contribuir a una mejor calidad de sueño en general.

Promueve la Consistencia:

Las personas que hacen ejercicio por la mañana tienden a ser más consistentes en su rutina de ejercicios. Al hacer del ejercicio una parte integral de tu rutina matutina, es más probable que lo hagas de manera regular y constante.

Ejercicios que van mejor por la mañana

Por la mañana, es beneficioso realizar ejercicios que te ayuden a despertar tu cuerpo y mente, aumentar tu energía y prepararte para el día.

Algunos de los mejores ejercicios para hacer por la mañana incluyen:

  • Caminata o Correr: Salir a caminar o correr al aire libre es una excelente manera de despertar tu cuerpo y respirar aire fresco. Puedes empezar con una caminata ligera y luego aumentar gradualmente la intensidad a un trote o carrera suave.
  • Yoga o Estiramientos: Practicar yoga o hacer estiramientos por la mañana puede ayudarte a despertar tus músculos, mejorar tu flexibilidad y reducir la rigidez corporal que puedes sentir después de dormir.
  • Entrenamiento de Fuerza: Realizar ejercicios de fuerza con tu propio peso corporal o con pesas ligeras puede ayudarte a fortalecer tus músculos y aumentar tu metabolismo para el resto del día.
  • Ejercicios Cardiovasculares: Saltar la cuerda, hacer jumping jacks o montar en bicicleta estática son excelentes opciones para elevar tu ritmo cardíaco y aumentar tu energía por la mañana.
  • Ejercicios Respiratorios: Practicar técnicas de respiración profunda o realizar ejercicios de respiración consciente puede ayudarte a oxigenar tu cuerpo y mejorar tu claridad mental.

Ejercicio por la tarde

Hacer ejercicio por la tarde es una excelente manera de mantener tu cuerpo en movimiento y disfrutar de una serie de beneficios para tu salud. Aunque algunas personas prefieren hacer ejercicio por la mañana, la tarde también puede ser un momento óptimo para entrenar y aquí te explicamos por qué:

Mayor Flexibilidad Muscular:

Por la tarde, tus músculos suelen estar más calientes y flexibles en comparación con la mañana, lo que puede reducir el riesgo de lesiones durante el ejercicio y permitirte realizar movimientos más amplios y efectivos.

Mejora del Rendimiento:

El cuerpo alcanza su punto máximo de temperatura interna por la tarde, lo que puede mejorar la fuerza, la resistencia y el rendimiento físico en comparación con las primeras horas del día.

Mayor Energía y Alerta:

Después de un día de actividades, es posible que te sientas más despierto y alerta por la tarde, lo que te permitirá aprovechar al máximo tu sesión de ejercicio y mantener un buen nivel de energía durante toda la sesión.

Reducción del Estrés:

El ejercicio por la tarde puede ser una excelente manera de liberar el estrés acumulado durante el día. Al moverte y sudar, puedes liberar tensiones y sentirte más relajado y tranquilo después de tu entrenamiento.

Mayor Disponibilidad de Tiempo:

Por la tarde, es más probable que tengas tiempo libre para dedicarte a hacer ejercicio después de haber completado tus responsabilidades laborales, académicas o familiares del día.

Oportunidades Sociales:

Hacer ejercicio por la tarde puede brindarte la oportunidad de unirte a clases grupales o entrenar con amigos, lo que no solo puede hacer que el ejercicio sea más divertido, sino también más motivador y social.

Ayuda a Desconectar:

El ejercicio por la tarde puede servir como una transición entre tu día ocupado y tu tiempo de relajación por la noche. Te permite desconectar del trabajo o de las preocupaciones diarias y centrarte en cuidar tu cuerpo y mente.

Mejora del Sueño:

Algunas investigaciones sugieren que el ejercicio moderado por la tarde puede ayudar a mejorar la calidad del sueño al regular el ritmo circadiano y promover una sensación de relajación y calma antes de acostarse.

Ejercicios que van mejor por la tarde:

Por la tarde, puedes optar por ejercicios que te ayuden a liberar el estrés acumulado durante el día, mantener tu energía y prepararte para una noche relajante. Aquí tienes algunos ejercicios que son excelentes opciones para hacer por la tarde:

  • Caminata Rápida: Dar un paseo rápido al aire libre o en una cinta de correr puede ayudarte a despejar la mente y relajarte después de un día ocupado.
  • Clases de Grupo: Unirte a clases de grupo como aeróbicos, baile o yoga puede ser una excelente manera de socializar, ejercitarte y divertirte al mismo tiempo.
  • Entrenamiento de Intervalos: Realizar ejercicios de alta intensidad con intervalos cortos de descanso puede ayudarte a quemar calorías y mejorar tu resistencia cardiovascular.
  • Natación: Si tienes acceso a una piscina, nadar es una excelente opción para ejercitar todo el cuerpo, relajar los músculos y reducir el estrés.
  • Entrenamiento de Fuerza: Realizar ejercicios de fuerza con pesas o con tu propio peso corporal puede ayudarte a fortalecer los músculos y mejorar tu tono muscular.
  • Pilates o Yoga: Practicar pilates o yoga por la tarde puede ayudarte a estirar y fortalecer los músculos, mejorar tu flexibilidad y promover una sensación de calma y relajación.
  • Ejercicios de Respiración: Dedicar tiempo a practicar ejercicios de respiración profunda o meditación puede ayudarte a reducir el estrés y la ansiedad, y prepararte para una noche tranquila.

Ejercicio por la noche

Aunque tradicionalmente se piensa que hacer ejercicio por la mañana es la mejor opción, la noche también tiene sus ventajas. Aquí te mostramos algunos beneficios de hacer ejercicio por la noche:

Reducción del Estrés:

Después de un día agitado, hacer ejercicio por la noche puede ser una excelente manera de liberar el estrés acumulado. Te permite desconectar de las preocupaciones del día y enfocarte en cuidar de ti mismo.

Mejora del Estado de Ánimo:

El ejercicio por la noche libera endorfinas, las llamadas «hormonas de la felicidad», lo que puede mejorar tu estado de ánimo y hacerte sentir más relajado y positivo antes de irte a la cama.

Mayor Flexibilidad de Tiempo:

Por la noche, es posible que tengas más flexibilidad de tiempo para hacer ejercicio, ya que es menos probable que tengas compromisos laborales o sociales que te distraigan.

Mejora del Sueño:

Aunque algunas personas temen que el ejercicio por la noche pueda interferir con el sueño, muchos estudios sugieren que el ejercicio moderado en las horas previas a acostarse puede mejorar la calidad del sueño y ayudarte a conciliar el sueño más fácilmente.

Mayor Rendimiento Físico:

A medida que avanza el día, tu cuerpo alcanza su temperatura interna máxima, lo que puede mejorar el rendimiento físico y la resistencia durante el ejercicio por la noche.

Tiempo para Reflexionar:

Hacer ejercicio por la noche puede ser una excelente oportunidad para reflexionar sobre el día, establecer metas para el mañana y hacer una pausa para cuidar de ti mismo antes de acostarte.

Reducción del Hambre Nocturno:

El ejercicio por la noche puede ayudar a regular el apetito y reducir las ganas de picar alimentos poco saludables antes de acostarte, lo que puede ser beneficioso para el control del peso y la salud en general.

Fomenta la Consistencia:

Para muchas personas, hacer ejercicio por la noche puede ser más fácil de mantener como parte de una rutina regular, ya que es un momento en el que pueden relajarse y dedicarse a sí mismos sin sentirse presionados por otras responsabilidades.

Ejercicios que van mejor por la noche:

Por la noche, es importante elegir ejercicios que te ayuden a relajarte y prepararte para dormir. Aquí tienes algunos ejercicios que son excelentes opciones para hacer por la noche:

  • Yoga Suave: Practicar yoga suave por la noche puede ayudarte a relajar tu cuerpo y tu mente, reducir el estrés y prepararte para una noche de descanso reparador.
  • Estiramientos: Realizar una serie de estiramientos suaves antes de acostarte puede ayudar a liberar la tensión acumulada en los músculos y mejorar tu flexibilidad.
  • Respiración Profunda: Dedicar unos minutos a practicar ejercicios de respiración profunda puede ayudarte a calmar tu mente y tu cuerpo, reducir la ansiedad y promover la relajación antes de dormir.
  • Meditación: La meditación es una excelente manera de calmar la mente y reducir el estrés antes de acostarte. Puedes probar diferentes técnicas de meditación, como la atención plena o la meditación guiada, para encontrar la que mejor funcione para ti.
  • Caminata Relajante: Dar un paseo tranquilo por la noche puede ayudarte a despejar la mente, relajarte y liberar el estrés acumulado durante el día.
  • Ejercicios de Respiración: Practicar ejercicios de respiración profunda, como la técnica 4-7-8, puede ayudarte a reducir la frecuencia cardíaca, calmar la mente y prepararte para dormir.
  • Masaje o Automasaje: Darte un masaje o realizar automasajes en áreas tensas del cuerpo puede ayudar a relajar los músculos y promover la relajación antes de acostarte.

En resumen, el mejor momento del día para hacer ejercicio puede variar según tus objetivos personales, tu estilo de vida y tus preferencias individuales. Toma en cuenta la evidencia científica, pero también escucha a tu cuerpo y elige un horario que te permita ser constante y disfrutar de los beneficios del ejercicio regularmente.

Articulos Relacionados

Deja un comentario