Caminar para adelgazar

Jesus L. Rodriguez

Caminar para adelgazar

El realizar una actividad física aunque sea de manera moderada, es algo obligado para quienes están tratando de perder peso. El caminar es una de las formas más fáciles y económicas para concretar la pérdida de peso. Por lo que no es de extrañar que el caminar para adelgazar es una de las maneras preferidas de ejercicio entre las personas de todas las edades.

Es imprescindible que cualquier manera de ejercicio que se escoja para perder peso, debe realizarse con una base regular. Es debido a esta razón, que los médicos y nutricionistas nos recomiendan el caminar como un ejercicio, esto debido a que es una actividad que se puede realizar durante todo el año, además de que se puede practicar sin generar grandes esfuerzos en la vida cotidiana.

Caminar para adelgazar

Las calorías quemadas; Se debe considerar que el caminar es bueno para aquellas personas que recién están comenzando en la idea de realizar ejercicios. El caminar por cerca de una hora diaria, acompañado de una dieta saludable es una buena herramienta para perder la molesta grasa extra.

El caminar reduce el riesgo de diversas enfermedades: El caminar aumenta la circulación de la sangre en el interior del cuerpo, lo que a su vez mantiene a nuestro corazón sano. El caminar además aumenta la densidad ósea, reduciendo el riesgo de osteoporosis y otros trastornos relacionados a los huesos. También el caminar reduce significativamente el riesgo de desarrollar diabetes, cáncer de colon y cáncer de mama.

Es un gran entrenamiento y fácil de realizar; El caminar para adelgazar, es una de las maneras más sencillas y económica para mantenerse activo físicamente. Esto se debe a que se puede realizar en casi cualquier lugar y en cualquier momento. A pesar de que el caminar al aire libre, puede ser una práctica muy refrescante, también se puede realizar al interior del hogar al utilizar una caminadora.

Como reducir el estrés; El caminar se encuentra ligado de manera directa a una reducción en los niveles del estrés. Sus beneficios incluso se pueden comparar con los ejercicios aeróbicos que logran calmar los nervios. Se debe considerar que mientras se camina, se logra liberar las endorfinas necesarias para estimular la relajación.

Genera más energía al cuerpo; El caminar logra estimular la circulación de la sangre en todo el cuerpo y logra aumentar de manera simultánea, todas las actividades metabólicas. El realizar una caminata de manera enérgica logra aumentar el estado de ánimo y los niveles de energía, además de regular la presión arterial y niveles de colesterol.

Consejos a considerar al momento de caminar

Siempre se recomendara realizar el ejercicio temprano por la mañana, esto ayuda a que el cuerpo se energice de manera suficiente para afrontar el día, además de que aumenta la circulación de la sangre. El realizar alguna caminata por la mañana, ayuda a que el cuerpo absorba de mejor manera la vitamina D proveniente de los rayos del sol.

Se debe considerar que una caminata a paso normal es suficiente para quemar algunas calorías en el día, sin embargo, si lo que se busca es quemar calorías más rápido, se debe aumentar el ritmo de la caminata.

Otra recomendación, es nunca caminar para adelgazar después de una comida. A pesar de que existe la creencia popular de que el caminar después de comer ayuda a mejorar la digestión de la comida, es una creencia errónea. El caminar después de una comida lo único que hace es afectar el flujo de jugos digestivos y por ende se dificulta la digestión de los alimentos.

Otra preocupación que se debe considerar, es que nunca se debe alimentar al cuerpo con abundante agua cuando se camina a un ritmo enérgico. Esto no es para nada recomendado, debido a que se podría generar un daño en el sistema respiratorio. Si lo que se busca es hidratar a nuestro cuerpo, esto se debe realizar antes de que nos embarquemos en una caminata, o solo 5 minutos después de que se termine de realizar el entrenamiento para perder peso.

Otra recomendación a tener en mente, es que los jugos naturales, como el jugo de remolacha, pueden ser bebidos antes de realizar la actividad física, de esta manera se pueden revitalizar los procesos metabólicos, ayudando de esa manera a que el cuerpo queme más calorías.

Articulos Relacionados

Deja un comentario