Avellano

Jesus L. Rodriguez

avellano planta curativa avellano planta curativa avellano planta curativa

El árbol de avellano alcanza unos 4 a 10 metros de altura y es originario de Europa en el área del Mediterráneo aunque en la actualidad se cultivan en otras zonas del planeta también. El nombre científico es Corylus avellana y pertenece a la familia de las Betuláceas. La madera de este árbol se usa para fabricar muebles y artesanías, su fruto la avellana es muy valorada dentro de los frutos secos por su delicioso sabor y diversas aplicaciones culinarias. Las avellanas se pueden comer crudas o tostadas con ellas se preparan tortas, turrones, licor, dulces y tartas entre otras aplicaciones en pastelería.

Las hojas, corteza, semillas y flores masculinas son las que contienen los principios activos y por ende cualidades medicinales. Todas estas partes deben estar secas antes de usarse. Las propiedades medicinales del avellano son antiinflamatorios, antihemorrágica, diuréticas, astringente, tónico, vasoprotectores, antiedematosos, antioxidante. El avellano es eficaz para tratar hemorroides, varices, mejora el sistema circulatorio, retención de líquidos, cicatriza heridas, llagas y ulceras, gripe, reduce el colesterol, previene la osteoporosis y la descalcificación de los huesos, anemia, regula la menstruación. Además reduce los síntomas del estrés, mejora el funcionamiento del tránsito intestinal, es útil en casos de insuficiencia renal, afecciones cardiovasculares degenerativas, detiene diarreas, inflamación del intestino grueso, bajar la fiebre. Hay varias formas de aprovechar las cualidades medicinales de este árbol como preparar infusiones, gargarismos, lavados y compresas.

Si se consumen 25 gramos al día de avellanas es posible evitar la aparición de varias enfermedades y mejorar el funcionamiento del organismo por lo que vale la pena incluirlos en nuestra dieta. La infusión de hojas se puede preparar con 25 gramos de hojas por cada litro de agua y se debe dejar 10 minutos hervir. También se puede preparar una decocción de las raíces con 30 gramos por 1 litro de agua debe hervir 15 minutos. Esta tisana es para uso interno para un modo externo se realiza una decocción igual a la anterior pero se le agrega ½ litro de alcohol de 40 volúmenes y se mezclan para luego realizar compresas. Las cortezas y las hojas no deben ser consumidas por personas que padecen de gastritis y ulceras gastroduodenal ya que puede producirles malestares y estreñimientomascotas.

Articulos Relacionados

Deja un comentario